Práctica vs. Competencia

0
38

El juego refleja que tuviste una práctica bien hecha. El precalentamiento te tiene que servir para calibrar el juego, no para ver si está bien o mal, porque solamente podés trabajar sobre tu juego en el entrenamiento.

Armar una rutina, como por ejemplo, llevar un registro en la competencia, te puede parecer muy aburrido. Si llevás una estadística de tu score en la práctica, entrás en contacto con el resultado. Esto te puede dar miedo, entonces es probable que quieras evitar llevar ese registro.

Manejar el enojo

Siempre es mucho mejor que te enojes antes, en el entrenamiento, o incluso en el precalentamiento, que enojarte durante el partido. No tengas miedo de ponerte nervioso o enojarte antes de la competencia.

Es una buena manera de descargarte y te sirve como un precalentamiento de la competitividad. También, de esta manera, vas a ir entrenando tu capacidad de procesar la frustración y los logros.

Conviene ser resultadista en la práctica y relajado en la competencia

No es bueno que tengas la expectativa de tener mejores resultados en la competencia que en la práctica. Por eso, es importante que lleves esos registros de tus resultados en la práctica como si fueran los de la competencia.

¿Ves una relación entre el score que haces en la práctica con el que tenés en la competencia?

Siempre es mejor que llegues a la competencia con expectativas realistas. Es preferible que bajes el pensamiento mágico y que evites tener expectativas irreales para no ponerte nervioso.

No vayas a la competencia a ver qué pasa, como si mágicamente pudieras alcanzar cualquier resultado. Tus expectativas tienen que ser realistas a partir de lo que registraste durante el entrenamiento. De esta forma, vas a llegar a la competencia sintiéndote seguro de lo que podés lograr.

Rafa Beltrán

Seguí leyendo: ¿Sabés Manejar la Tranquilidad en la Competencia?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here