Las Emociones en el Deporte

0
41

Todos tenemos que convivir con una parte de nosotros mismos que es de orden emocional, y otra parte que es más bien de orden racional.

Si bien todos poseemos ambos elementos, algunos tienen un bagaje emocional más intenso y que gobierna su accionar, y otros que, por el contrario, se dejan guiar más por la razón.

Las diferencias entre racional y emocional

Los emocionales evalúan si lo que les sucede se siente placentero o no. Se encuentran más familiarizados con la frustración, la pasión, el enojo y la tristeza.

Los racionales, en cambio, tienden a pensar en las estrategias del juego. Buscan que cada acción realizada tenga sentido. Se centran en saber para qué realizan cada acción.

Para el emocional, lo primordial es sentirse bien. Por eso, necesita de resultados a corto plazo que lo llenen en el momento. En cambio, alguien racional busca el bien, y aunque eso a veces implique pasarla mal en el trayecto, puede sobrellevarlo porque espera un resultado a mediano o largo plazo.

Deportistas emocionales y racionales

El emocional vive el deporte con la pasión de la timba y el azar, que es tan excitante como descontrolada. Es descontrolada porque la fantasía de controlar lo incontrolable del azar, es más bien como un delirio místico. De esta forma, la gente más emocional cree que en el deporte no hay resultados lógicos.

En cambio, los racionales buscan la lógica de lo que sucede en el juego y se preguntan por qué sucedió lo que sucedió. Por esto, si un jugador quiere entender lo que le sucede en el juego para poder cambiar lo que lo perjudica, ser demasiado emocional le va a jugar en contra. Va a necesitar de su parte racional para poder ser más analítico.

Lo racional y lo emocional son necesarios para el deporte

¿Qué es lo que se encuentra en el medio de estos polos que parecen ser tan opuestos? El ritmo. Para que un jugador pueda mantener el ritmo en un juego, necesita la emocionalidad para sentirlo y también la razón para poder mantenerlo y no desenfocarse.

Balancear lo emocional y lo racional para mantener el juego

Puede suceder que los padres de un niño o adolescente tengan, cada uno, características opuestas. Es decir, que uno sea más emocional y el otro más racional.

En este caso, ambos necesitan llegar a un punto intermedio. Quizás, hasta puedan dejar que abunden un poco más las características racionales para que el joven pueda encontrar el ritmo en su juego.

Esto también se puede aplicar a un adulto, que posee estas dos partes dentro de sí en diferentes proporciones. Entonces, también a los que son más emocionales se intentará que empiecen a tener más contacto con su lado racional, o por lo menos que logren balancearse para encontrar el ritmo interno.

Construir un juego consistente

Es más conveniente construir un juego con consistencia, armado, compacto y no un juego emocional. La tranquilidad que el jugador necesita proviene de disminuir el nivel de dramatismo y emocionalidad que genera el juego.

Cuanto menos emocional sea el idioma que se maneja, mejor. Es decir, términos como “consistente”, “estable” y “determinado”, son más efectivos que “bien”, “mal”, “sensación”, “alegría”, “frustración“, “enojo”, etc.

Usar calificativos como “lo hice bien o mal”, al analizar un golpe, conviene cambiarlo por “¿qué es lo que se hizo?” Esta es una forma de salir del juicio valorativo o descalificatorio. El juicio de valor, si bien parece elaborado, no es más que una emoción irracional disfrazada de idea racional.

Por otro lado, anotar los golpes permite pasar las emociones a números, es decir, salir de las emociones a ideas controlables como son los números. El número te da criterio de realidad, sino quedás atrapado en emociones donde pasas de ser un genio a un desastre.

Tenemos que tener cuidado con la sensación, porque la sensación es una emoción y las emociones cambian todo el tiempo. Por eso, uno de los objetivos del trabajo psicológico es tratar de que el juego sea lo menos emocional posible para lograr más estabilidad.

Rafa Beltrán

Seguí leyendo: ¿Racional o Emocional?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here