La Actitud en el Deporte

0
31

¿Cuántas veces hemos escuchado que a un jugador le falta actitud, o que para ganar una competencia o lograr mejores resultados necesita tener un poco más de actitud?

Si estamos frente a un jugador al que, a la hora de salir a jugar, le falta actitud, nos encontramos con un conflicto. Pero cuando un jugador basa su juego sólo en tener actitud, tampoco es del todo bueno.

La actitud puede pasar a ser un problema

La actitud puede convertirse en un problema, cuando es el resultado de un voluntarismo exacerbado. ¿Qué quiero decir con esto?

Que a veces, los jugadores salen a la cancha como sea, estando sostenidos por una fuerza interna que tapa las emociones a través de la negación. El jugador decide no ver lo que le está pasando y, por lo tanto, tampoco reconoce sus emociones para no enfrentarlas.

Es mejor no usar la actitud para tapar lo que está mal

Puede suceder que funcione por un tiempo la idea de tapar las emociones con actitud. Incluso, durante ese tiempo, el jugador puede llegar a tener buenos resultados. Sin embargo, es probable que esto dure sólo un tiempo y que luego todo lo que escondió debajo de la alfombra empiece a aparecer de nuevo y a afectar el rendimiento.

Cuando lo que te afecta te desborda, ya no lo vas a poder tapar con actitud, esa actitud ya no va a ser suficiente. Entonces, para mejorar tu rendimiento, va a ser necesario que te pongas a identificar qué te sucede para poder manejarlo.

Rafa Beltrán | Psicólogo

Seguí leyendo: Consejos para Trabajar la “Conciencia Mental” en el Deporte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here